Proyecto de Satisfaccion Urbana

Uno de los objetivos del proyecto es mostrar la evolución de la satisfacción en el tiempo y, en particular, cómo se relaciona con intervenciones sobre la dimensión de calidad de vida. Por ejemplo, supongamos que la municipalidad de un cantón pone en funcionamiento un camión recolector de residuos sólidos adicional, la satisfacción percibida en las preguntas de limpieza de la comunidad, debería aumentar. En caso contrario, es posible que el problema no fuera la recolección de los residuos sólidos sino la ausencia de basureros públicos u otros elementos.

La información objetiva y subjetiva es importante como contexto para la evaluación que el usuario realice de su barrio. Aunque es razonable que distintos usuarios del barrio tengan distintas apreciaciones sobre los servicios (no es igual la percepción de calidad sobre transporte público de alguien que usa bus en hora pico diariamente que quienes ocasionalmente viajan en horas no pico), también es cierto que en general para los seres humanos resulta difícil juzgar en términos absolutos. La información contextual busca brindar una referencia a partir de la cual cada residente pueda expresar más fácilmente sus percepciones sobre distintos servicios.

Una segunda dimensión, de gran importancia para el proyecto, es la evolución de los distintos participantes del proyecto y sus niveles de satisfacción. Nos interesan los cambios en las percepciones sobre los servicios urbanos tanto cuando se han realizado inversiones públicas que mejoran los indicadores de calidad (el aspecto central del proyecto) como los cambios en las percepciones conforme un mismo residente se ve expuesto a mayor información de contexto - incluso sin cambios en los sistemas urbanos. Buscamos así entender mejor cómo aumentar los niveles de satisfacción, de modo que los planificadores de la ciudad puedan enfocar más eficientemente sus esfuerzos, pero también que los residentes evolucionen hacia ciudadanos que participan de manera informada.

El problema de comparar las percepciones de las personas (su satisfacción con la ciudad) con la realidad objetiva (su calidad de vida) ha cobrado cada vez mayor importancia, especialmente conforme se han agregado nuevos casos al conjunto de estudios disponibles. El conocimiento que se tenga de la realidad influye sobre las percepciones de las personas; y las personas mejor informadas sobre su realidad, son las más capaces de aportar constructivamente al diseño de mejoras de su entorno físico.

Este proyecto supone que los ciudadanos pueden convertirse en agentes mejor informados y contribuir, desde su perspectiva, al conocimiento de su realidad.

Siguiente