Evolución histórica y patrón de ubicación espacial de los centros educativos de primaria

La evolución histórica de los centros educativos del país tiene ritmos distintos con varios momentos clave de expansión. En el caso de las escuelas, el momento expansivo más álgido se dio en los años sesenta y setenta. Sin embargo, debido a la temprana orientación hacia una educación primaria universal, el país generó un patrón de distribución que apuntó a la creación de escuelas en todo el territorio, sin importar la densidad poblacional.

Si bien esto permitió avances significativos en la cobertura, a la postre fragmentó al país en dos: una Costa Rica con conglomerados de escuelas grandes en la GAM y en las ciudades intermedias, y otra con conglomerados de escuelas pequeñas en la península de Nicoya y en las regiones Pacífico Central y Brunca. En el caso de las escuelas con menos de noventa estudiantes (unidocentes y dirección 1), aunque representan la mayoría de centros educativos públicos en el país, solo alcanzan el 18% de la matrícula de primero y segundo ciclos.

Las siguientes fichas contienen mapas que tratan de aproximar una respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál fue el patrón de expansión de las escuelas públicas en el país?
  • ¿Han sido las escuelas unidocentes una estrategia que permitió ampliar la cobertura en la educación primaria en zonas rurales dispersas?
  • ¿Existe concentración espacial de escuelas en el sistema educativo costarricense?
  • ¿Qué tan cerca se ubican las escuelas pequeñas unas de otras?
  • ¿Cómo ha evolucionado la creación de escuelas indígenas en Costa Rica?

Ficha 1: Escuelas públicas de Costa Rica en el tiempo

En 2011 Costa Rica contaba con 4.070 centros educativos de primero y segundo ciclos, de los cuales un 92,1% eran públicos. La distribución espacial de estos centros educativos, según el período de creación, se presenta en los siguientes mapas. El mapa superior izquierdo registra aquellos creados antes de 1950; todos ellos en conjunto representan casi una cuarta parte de las escuelas públicas existentes en el 2011. Aunque poco más del 75% de estos centros estaba fuera de la GAM.

El período entre 1951-1970 es uno de los más importantes en cuanto a la creación de centros educativos públicos: en esos años se fundaron cerca del 34% de las escuelas. Esta expansión, al igual que la de los períodos posteriores, se dio principalmente en las zonas rurales del país: en promedio, por cada diez escuelas públicas creadas, nueve estaban localizadas fuera de la GAM, lo cual está ligado a la construcción de escuelas unidocentes.

Ver mapa interactivo

Ficha 2: Escuelas unidocentes en el tiempo

En 2011 las escuelas unidocentes (con 30 estudiantes o menos) representaban el 35,3% del total existente en el país y atendían a un 4,1% de la matrícula total de primero y segundo ciclos. Un 14% de esas escuelas fueron creadas antes de 1950, muchas de ellas ubicadas en la península de Nicoya y el Pacífico Central. Entre 1950 y 1970 la creación de estos centros educativos se intensificó; al finalizar el período, la cantidad de escuelas era 3,8 veces mayor que en 1950. Esta expansión fue particularmente importante en algunos cantones de Puntarenas y Alajuela.

En los años siguientes la cantidad de escuelas unidocentes continuó creciendo, pero a un ritmo menor. Entre 1970 y 1990 se creó el 27,7% del total de centros de este tipo, y en el período 1990-2011, el 19,1%. La mayoría se ubica fuera de la GAM (99,5%), de lo cual se desprende que surgieron como respuesta para aumentar la cobertura de la educación primaria en zonas con población rural y dispersa.

Ver mapa interactivo

Ficha 3: Conglomerado de escuelas pequeñas y grandes

Existen conglomerados de escuelas pequeñas (con menos de 50 estudiantes) principalmente en tres zonas del país. La primera se localiza en la península de Nicoya, principalmente en los cantones de Nandayure, Hojancha, Puntarenas y Nicoya. La segunda comprende los cantones de Turrubares, Acosta, Puriscal y Parrita. Finalmente, la tercera se sitúa en los cantones de la región Brunca, especialmente Buenos Aires, Coto Brus, Corredores, Golfito y Osa. Estas zonas se identifican con puntos rojos en el mapa 1a. Debido a su distribución, se desprende que las escuelas pequeñas no siguen un criterio de planificación basado en la densidad poblacional, como sí ocurre con las escuelas grandes.

Los puntos azules en el mapa inferior son concentraciones de escuelas grandes (con más de 50 estudiantes). Estas concentraciones deben interpretarse según dónde se localicen. Las del Valle Central se corresponden con la mayor concentración poblacional de la región, por esta razón, las escuelas son en promedio más grandes que en el resto del país, pero esto también implica menos escuelas. Fuera del Valle Central la realidad es diferente: las escuelas atraen estudiantes de un área de influencia que las circunda, por ello, las concentraciones de escuelas grandes están en ciudades intermedias: Limón, Puntarenas, Guápiles, Liberia y Ciudad Quesada.

Anexo metodológico para los mapas de conglomerado de escuelas grandes y pequeñas

Ver mapa interactivo

Ficha 4: Construcción de escuelas unidocentes cerca de otras escuelas

Tal como se observa en el mapa, históricamente se han creado centros unidocentes de primaria procurando que se ubiquen lo más cerca posible de la población en edad de asistir a ese nivel, sin considerar la proximidad de otras escuelas. Esto ha resultado en numerosos casos de planteles muy cercanos entre sí, en especial fuera de la Gran Área Metropolitana.

La existencia de muchas escuelas pequeñas es inevitable, ya que estas se encuentran demasiado aisladas y atienden a poblaciones muy pequeñas, de modo que los centros no va a crecer, pero tampoco pueden eliminarse, pues se dejaría a estos grupos sin acceso a la educación primaria. En algunos casos puede ser que la escuela más próxima esté lo suficientemente cerca de otra como para pensar en unir ambos establecimientos, considerando la densidad de la red vial y el relieve. Sin embargo, lo importante es utilizar esta información para identificar oportunidades de consolidación, tanto geográficas como funcionales, que permitan el diseño de estrategias óptimas para la administración del sistema.

El mapa muestra la distancia más corta entre cada escuela unidocente y la escuela pública más cercana, estimada como distancia euclidiana, es decir, en línea recta y en el plano horizontal. Se utilizaron sistemas de información geográfica para localizar todos los centros unidocentes y, posteriormente, establecer un radio de mil metros alrededor de cada uno de ellos. El mapa solo incluye las escuelas que se ubican a una distancia menor de mil metros de otro centro público de primaria.

Ver mapa interactivo

Ficha 5: Creación de escuelas indígenas en el tiempo

Los siguientes mapas muestran cómo ha evolucionado la creación de centros educativos indígenas a través del tiempo, se encuentra dinámicas distintas a nivel de territorios, por ejemplo, en el caso de Talamanca Bribri, Boruca, Rey Curré la mayoría de escuelas se crearon antes de 1990, mientras que en otros como Alto Chirripó y Bajo Chirripó muchos de los centros educativos se fundaron en la última década. La construcción de las escuelas ha dependido de múltiples factores tales como: el tamaño y la población de los territorios, la dispersión geográfica, la accesibilidad ( terrestre, fluvial y aérea), del estado la antigüedad del proceso educativo, en el desarrollo de los servicios del estado.

Ver mapa interactivo