Calidad, resultados y ambientes de aprendizaje

Los esfuerzos por incrementar la calidad de la educación han debido supeditarse a la estructura generada por patrones de expansión disímiles, lo cual ha impedido ritmos de avance rápidos. En el caso de las escuelas esto tiene consecuencias cuando se trata de avanzar en materia de calidad por cuanto los costos de llevar servicios aumentan o los esfuerzos de incrementar horarios en las escuelas se concentran en la zona central del país. Respecto de los colegios, su patrón de distribución ha generado brechas según tamaño, modalidad y resultados (repitencia, deserción, bachillerato).

La prevalencia de dichos patrones, lejos de disminuir las desigualdades, tiende a reproducirlas. Esto se refleja claramente en los esfuerzos orientados, por ejemplo, a expandir la enseñanza de un segundo idioma (inglés), así como también en la informática educativa y la infraestructura. En todos estos ámbitos se identifican brechas importantes por nivel educativo y por zonas.

Las siguientes fichas contienen mapas que tratan de aproximar una respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde se concentran los esfuerzos para mejorar la calidad de las escuelas mediante jornadas con más horas de clase?
  • ¿Cómo ha evolucionado la cobertura de inglés en primaria para los años 2005 y 2012?
  • ¿Cómo ha evolucionado la cobertura de informática educativa en primaria para los años 2004 y 2011?
  • ¿Los esfuerzos por ofrecer modalidades que mejoren la oferta en secundaria han impactado a todo el territorio nacional?
  • ¿Cómo ha evolucionado la cobertura de informática educativa en secundaria para los años 2004 y 2011?
  • ¿Existe un patrón espacial para la ubicación de escuelas con bajos desempeños en el país?
  • ¿Existe un patrón espacial para la ubicación de colegios con bajos desempeños en el país?
  • ¿Hay diferencias en la promoción de las pruebas nacionales de bachillerato según la localización del colegio y por sectores (público y privado)?
  • ¿Hay algún patrón espacial específico en la distribución de las escuelas con mayores problemas de infraestructura?
  • ¿Hay algún patrón espacial específico en la distribución de los colegios con mayores problemas de infraestructura?

Ficha 1: Escuelas de horario ampliado según rangos de matrícula, 2011.

Las escuelas de horario ampliado son aquellas que desarrollan un plan de estudios básicos completo, con nueve lecciones diarias de cuarenta minutos cada una. En 2011 el país contaba con 127 de estas instituciones, pocas si se considera que representan el 3,4% del total de escuelas públicas diurnas y reciben a 37.934 estudiantes. El número de escuelas que trabajan bajo esta modalidad ha crecido poco en los últimos años; en el período 2008-2011 solo se crearon 28 centros educativos de este tipo. La mayoría son escuelas de tamaño medio (72,4%) cuyo rango de matrícula oscila entre 90 y 400 alumnos, como se aprecia en el mapa siguiente. Además cerca de un 45% se ubica dentro de la Gran Área Metropolitana. Las regiones educativas de Nicoya, Peninsular, Sarapiquí y Zona Norte-Norte no tienen escuelas de horario ampliado.

Ver mapa

Ficha 2: Enseñanza del inglés en primaria

En 2005 el 70,5% de los estudiantes de primero y segundo ciclos que asistían a la educación pública recibían lecciones de Inglés como segundo idioma, en sus dos modalidades: presencial y por radio. No obstante, en ese año solo un 32,5% de las escuelas públicas situadas fuera del Gran Área Metropolitana (GAM) impartían esa asignatura, y en algunos cantones de regiones periféricas la cobertura no superaba el 40%.

Entre 2005 y 2012 la cantidad de centros educativos públicos que enseñaban Inglés aumentó en un 45,4%, lo que permitió elevar la cobertura al 85%. Como se aprecia en el mapa inferior, gran parte de esa mejora se dio fuera de la GAM, donde casi la mitad (49,7%) de las escuelas impartía Inglés en el último año del período indicado. Sin embargo, la cobertura sigue siendo baja (menor al 50%) en cantones como Turrubares, Los Chiles, San Isidro y Talamanca.

Ver mapa

Ficha 3: Programa Nacional de Informática Educativa en primaria

El número de escuelas beneficiarias del Programa Nacional de Informática Educativa (Pronie) pasó de 569 en 2004, a 929 en 2011, lo cual representa un aumento del 63,3% en ese período. La cobertura del programa en la enseñanza primaria pasó de 52,1% en el primer año, a 62,9% en el último.

Ahora bien, si se considera la totalidad de centros públicos de primero y segundo ciclos existentes en el país, se encuentra que en 2004 apenas un 15,2% estaba cubierto por el programa. Además, había una clara concentración en la Gran Área Metropolitana (GAM), que albergaba a un 46% de las escuelas que impartían Informática. En 2011, pese al aumento en la cantidad de centros beneficiarios fuera de la GAM, la cobertura seguía siendo baja en algunos cantones, como Tarrazú, Turrubares, Upala, Guatuso, Aguirre, Coto Brus y Matina, donde menos de la tercera parte de los estudiantes de escuelas públicas recibe lecciones de Informática por parte del Pronie.

Ver mapa

Ficha 4: Ubicación de los colegios científicos, bilingües y los que otorgan el bachillerato internacional

Siguen siendo escasos los esfuerzos por aumentar la calidad de la oferta educativa a través de la formación científica, el bachillerato internacional y la enseñanza bilingüe. El mapa inferior, correspondiente al año 2011, muestra la ubicación de los centros educativos enfocados hacia esas áreas. Es evidente que estas modalidades no llegan a muchos de los cantones de las regiones periféricas del país.

Ver mapa

Ficha 5: Programa Nacional de Informática Educativa en colegios

El Programa Nacional de Informática Educativa (Pronie) cubre a la población del tercer ciclo de la enseñanza secundaria pública y, a partir de 2011, a las y los estudiantes de educación diversificada de liceos rurales. En el período 2004-2011 la cobertura pasó de 72,8% a 66,1%, por efecto del traslado de al menos 31 centros educativos al grupo de beneficiarios del Programa de Innovación Educativa.

En 2004 el Pronie llegaba a 196 colegios, de los cuales un 45% se localizaba dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM). Pese al crecimiento del 22,8% en la cantidad de instituciones beneficiadas, la cobertura no ha variado mucho fuera de la GAM, donde cerca del 70% de los centros educativos no imparte Informática a través de este programa. La situación es crítica en los cantones de Acosta, Dota, León Cortés, San Mateo, Poás, Orotina, Valverde Vega, Guatuso, Alvarado y Garabito, donde la cobertura del Pronie en el 2011 era nula.

Ver mapa

Ficha 6: Escuelas de Costa Rica con mal desempeño

El análisis general de la repitencia y la deserción en primaria no muestra patrones espaciales definidos. Los porcentajes de alumnos que repiten y desertan no reflejan un comportamiento claro asociado al cantón donde estos estudian. Lo que sí es evidente es que el 68% corresponde a escuelas con menos de treinta estudiantes, ubicadas en el 86% de los casos en zonas rurales fuera de la Gran Área Metropolitana, especialmente en los cantones de Turrialba, San Carlos, Buenos Aires, Corredores, Limón, Osa y Los Chiles, entre otros.

Ver mapa

Ficha 7: Colegios de Costa Rica con mal desempeño

Los colegios con bajo desempeño, tanto en repitencia como en deserción, no responden a un patrón geográfico claro. La evidencia indica que la mayoría de ellos tiende a tener una matrícula de más de 200 estudiantes. Algunos son nocturnos, telesecundarias y liceos rurales. Sin embargo, las instituciones de estas modalidades no siempre muestran el mismo conjunto de factores y necesidades que otros tipos de colegios. Es importante mencionar que la mayoría de las y los estudiantes asiste a centros educativos cuyo desempeño por lo general es aceptable.

Ver mapa

Ficha 8: Rendimiento de colegios públicos y privados de Costa Rica

En el año 2011 la promoción en las pruebas de bachillerato fue de 66,9%. De los 35.467 estudiantes que realizaron las pruebas en las seis asignaturas, 23.739 las aprobaron. El mapa superior muestra los colegios que alcanzaron cifras de promoción mayores al 70%. Los puntos de color azul oscuro representan a los colegios con mejores resultados (90% o más); se trata de 188 centros educativos, de los cuales solo un 34,6% son públicos. Además, el 53% se ubica en las regiones educativas de San José (Central, Norte y Oeste), Alajuela, Heredia y Cartago.

En el mapa inferior, los puntos rojos representan a las instituciones donde las cifras de promoción fueron menores al 50%, con un claro predominio de los centros públicos (95%). En términos absolutos, las regiones San José Norte, San Carlos y Limón albergan más de 65 colegios que presentan esta alarmante situación. Sin embargo, en Cañas, Grande de Térraba y Upala, entre otras, más del 60% de los centros educativos tuvo porcentajes de promoción inferiores al 50%.

Ver mapa

Ficha 9: Escuelas públicas con mala infraestructura

De acuerdo con datos del Departamento de Análisis Estadístico del MEP, en 2011 los porcentajes de aulas académicas e inodoros en mal estado en escuelas públicas eran de 6,6% y 9,7%, respectivamente. Sin embargo, la situación no es la misma para todos los centros educativos: hay un 10,7% de escuelas donde la proporción de aulas académicas en mal estado es igual o superior a 25%. Como se observa en el mapa superior, la mayoría (90%) son escuelas con menos de 200 alumnos, distribuidas por todo el territorio nacional. Entre las escuelas de más de 200 estudiantes que sufren esta problemática, el 75% se localiza fuera de la Gran Área Metropolitana. Algo similar ocurre con los inodoros; la cantidad de escuelas en las que una tercera parte de los inodoros se encuentra en mal estado asciende a 16,1%.

Ver mapa

Ficha 10: Colegios públicos con mala infraestructura

En 2011, las aulas académicas y los inodoros en mal estado en los colegios públicos representaban un 5,6% y un 9,0%, respectivamente. Tal como sucede en las escuelas, las deficiencias de infraestructura no afectan a todos los centros educativos por igual; en el mismo año, en cerca de un 10% de las instituciones las aulas académicas en mal estado ascendían a más de un 25% del total disponible. Como se aprecia en el mapa superior, se trata principalmente de planteles con menos de 350 estudiantes y en su mayoría ubicados fuera de la Gran Área Metropolitana. Por otro lado, el 11,1% de los centros de secundaria tiene al menos una cuarta parte de los inodoros en mal estado. No obstante, este es un problema que afecta en mayor medida a colegios con más de 500 alumnos, donde el porcentaje sube a 14%.

Ver mapa